jueves, 18 de noviembre de 2010

Un pesimista es un optimista bien informado.

A la gente se les olvida un importante detalle, el optimismo es el extremo opuesto del pesimismo, y los extremos siempre son malos. No me considero pesimista, más bien realista, pero como a eso le agrego las probabilidades y el track record de la persona o la situación, usualmente mi pronóstico no es bueno.  Las criaturas que no comprendo son las optimistas. Hay gente que dice que un optimista sigue palante ante toda adversidad y le dan ese toque romántico de la persona luchadora incansable. A mi mente viene la imagen de una persona corriendo contra todo un ejército. Eso es ser optimista o morón? Creo que la segunda, y muy bien que se puede aplicar a la definición popular de optimismo, pero claro, nadie va a ponerlo como yo. Suena más lindo decir luchar contra cualquier adversidad, que hacerse el ciego y tirarte a cometer una estupidez sabiendo las consecuencias.

Es que ese es uno de los grandes problemas del optimista, saben que si se tiran del risco se van a matar, pero ellos se enfocan en el 0.01% de probabilidad que un pterodáctilo los recoja en su pico de algodón dulce y los salve llevándolos a un jardín del edén con unicornios duendes y peces con alas de mariposa. Pongámonos en unos zapatos optimistas, tienes trabajo y le caes mal a tu jefe. Eres el que menos horas le dan, eres el que explotan cuando trabaja y siempre están haciéndote truco para botarte, hasta te tratan mal. Un optimista pensara que llegara el día en que todo cambie, o tal vez simplemente los ignora y hace su trabajo bien, porque mientras lo haga no pueden botarlo. Al tiempo lo botan. Todo eso lo soporto para qué? Para decir que nadie puede con él o demostrar que cualquiera lo usa de alfombra? La respuesta es conformismo. Ser optimista viene con licencia de conformista.

Lo que me lleva a otro punto, mientras menos esperes o sepas de la vida, y menos metas tienes, más fácil es que te sientas conforme o feliz con lo que te den o ya tengas. Usando un ejemplo común en estos días. Una familia en la que solo el papa trabaja, tiene que hacer compra según el sueldo de él. Un optimista esta alegre y conforme con que al menos esté comiendo algo. Con eso le basta para sentirse bien. Pero y si se queda sin trabajo? Si se daña el carro? La nevera? El nene necesita ropa? Una emergencia? entonces qué?  No!, el optimista no piensa en eso, porque eso es ser negativo, así que la mujer no trabaja por “cuidar” los nenes y los nenes tienen una crianza que puede ser mejor, pero por conformarse y darle gracias a san francisco de asís, los crían poniéndole la ropa del hermano que esta con los ruedos por fuera. O tal vez es pa que no les quiten la tarjeta de la familia, pero esos son otros 20 pesos.

Yo trabaje con gente optimista y una vez estaban en ese trabajo no pensaban en otro, por más que les preguntaba por qué no buscar trabajo en lo que estudio que paga mucho mejor. Ellos se negaban y se mantenían en un trabajo que pagaba el mínimo solo por la seguridad de tener trabajo. Eso que son optimistas, pero no se atreven a tomar riesgos, cosa que es curiosa. Lamentablemente al ser asi y usar la licencia de conformismo, una vez están en algo ahí se quedan estancados para siempre, por los siglos de los siglos amen y no hay nada que les digas que los haga cambiar. Su ultra positivismo máximum impact no tiene forma de ser corrompido, hasta que sucede lo inevitable y se dan cuenta que la vida no tiene nubes de whipped cream. Es entonces que se les derrumba su pequeño mundo positivo y terminan destrozados mentalmente. Preguntándose cómo es posible?! Y es que el mundo que se imaginaban era lo ideal, y de estar así a chocar con la realidad, es accidente de carácter fatal, que puede crear gente totalmente deprimida o futuros bungee jumpers sin cuerda.

Antier en plaza había una muchacha comprando prueba de embarazo con el novio, supongo. Yo de verdad no sé qué pasa por la mente de esas muchachas, o del culpable cuando se enteran que están embarazadas, yo la verdad estoy seguro que solo una cosa pasaría por mi mente “ME JODI”  Un optimista dirá “Es una bendición de papito Dios que nos hará felices a nosotros y a la galaxia por los siglos amen” Desde hace tiempo a los embarazos no deseados les llaman bendiciones, no quiero saber el equivalente de uno deseado, debe ser con todo y Ángel Gabriel, burro, caballito y pesebre con la estrella de belén alumbrando y transmitido por Showtime, con la música de el trio Los Reyes Magos.  La ignorancia es atrevida. Claro,están las que los buscan “atrevidos” y terminan preñas del “Atrevido” que se dio a la fuga. Después tendrán que decir “Me dejo con una bendición que posiblemente tronchara mi futuro profesional y hará difícil que consiga una pareja menor de 35” Pero hay que ser optimistas.

Todo esto es lo que pienso yo y obvio no dije todos estos o todos aquellos, lo aclaro por alguna gente que nacieron sin sentido común y  falta que tengan que ponerle un letrero en el baño que diga "Límpiate las Nalgas" para que sepan para qué es el rollito blanco. 

Si eres Positivo o negativo dale share, si eres realista o ground tambien, o te haran esto >:D


blog comments powered by Disqus