jueves, 16 de septiembre de 2010

Hecho en los 80


En un blog anterior trataba de pensar, por qué será que bastante gente que ha pasado por mi existencia, (que tuvieron su infancia en los 90), como que salen con más problemas que los ancianos de mi edad. Así que usare la herramienta favorita de los padres (en ambas épocas) para criar a sus hijos. La televisión. Si tienes menos de 20 hay una alta probabilidad que no conozcas lo que había en los 80, pero si lo conoces mereces un trofeo hecho de adamantium con aleación Z y forrado en mutageno verde con chispas de ectoplasma. Usare televisión en general, por que dividir todo por programa seria casi un documental del canal 3 con yoyo boing animándolo. Empezamos por Infancia, programas infantiles de los 80. Si no llegaste a verlos por al menos par de años, hay una alta probabilidad que estés preso por posesión de cripy o estés procreando tu noveno hijo para que no te quiten la tarjeta de la familia.


Un nene criado en los 80, sabía que era varón machito. Y una nena sabía que era mujer fémina hembra, en aquellos tiempos no había dinosaurios hermafroditas, ni extraterrestres homosexuales con antenas en forma de ganchos de ropa, iluminados por un sol con la cara de gerber. En los 80 había puños, bofetas, peleas, sangre, violencia y muchos muñecos con armas, muchas armas. Un varón que se crio en los 80 peleaba en la elemental 3 veces al día y el doble los viernes. Si un nene de tu edad le buscaba pelea a un trapo de nene de kínder, sabias que era tu deber romperle la cara al de tu edad, por cabrón. En los 80 se aprendía que ojo por ojo, y oreja por oreja. Si te hacían algo, lo coges bajando. En aquel tiempo a las nenas les gustaban los varones, mientras más peleabas, más probabilidades de un besito. Ahora vean los muñequitos con los que se criaban en los 80 y principios de los 90 (que repetían algunos). El que me reconozca por lo menos la mitad, se gana un mantecado frosticiado.


Antes si pasaba un accidente rápido Llamaban la policía o la ambulancia. Si sucede ahora? Sacan el celular pa grabarlo y subirlo a YouTube, o cogen fotos del tipo agonizando pa darle tag, todo por estar viendo patrulla de sapitos y dora la explotadora. Lo mismo ocurre si vas a pelear en la escuela, o en cualquier sitio. Antes era 1 contra 1 con los amigos velando, como en un lumberjack match. Ahora no, ahora es 10 contra uno y si te dejan en coma es por pena. Pero no solo era por los muñequitos que se aprendía a irse 1 a 1 también por las películas que daban. En aquel tiempo no había Twilight, ni películas de ganguitas en carros tumbaos, ni películas sobre tipos afeminados que se afeitan las nalgas. En aquel tiempo un vampiro le chupaba la yugular a la mujer y después se la arrancaba. Habían buenos ejemplos a seguir y aquí unas cuantas películas que vi tantas veces que aprendí valiosas lecciones de vida. Si te dan una bofeta, métele 2 puños y meale el corn flei.





Aquí las películas que todo el que las viera media más de 5’5 echaban barba y bigote a los 14 y era lo menos, size 11 de zapato.


Falta alguien verdad? E aquí el gran responsable que los que nacieron en los 80 en su mayoría tengan pelos en la cara. Chuck Norris, veía tantas películas de él que era casi una serie. (Sin contar Walker Ranger de Texas, que fue su intento por salvar los nenes de los 90 de depilarse el bigote) Aquí las que recuerdo de mi tierna infancia.


Por supuesto, algo que veía mucho también era cuando daban la WWF con subtítulos en español. Mi ídolo Roddy Piper y los demás. En ese tiempo no había lagartijos con pelo largo ni enanitos con máscaras. Solo gigantes rellenos de testosterona por estar puyándose y metiéndose anabólicos con esteroides a la milanesa. Tanto en esas luchas como en las de Carlitos Colon había más sangre que en una conferencia de kotex o como leí en algún lugar “Una elefanta en periodo”


No puse los juguetes porque el blog tendría más armas que call of duty. Ya saben cuál es la diferencia de cómo se criaba en los 80 a los 90, cuando digo 90 digo 95 por ahí. La mayoría de los modelos a seguir tenían un mismo patrón, si te faltan el respeto, ráspale una pescoza. Ahora no, ahora el mensaje es, si te faltan el respeto, pide cacao, que si te hace correr te despeinas.


Comenta y dale share si quieres que el nene te salga machito varon.
blog comments powered by Disqus